1 oct. 2011

Esta semana me tengo que ir Estados Unidos por trabajo, y en cuanto se han enterado mis sobrinos, me han pedido que como voy a estar una semana fuera, les deje hechas galletas. Las galletas de hoy son súper fáciles!

Me compré una manga pastelera para hacer galletas de la marca Wilton y traía una receta. Ésa es la que he utilizado, aunque un poco modificada. Mi modificación es en la mayoría de los casos para evitar poner mucha mantequilla (siempre suelo combinar ¾ partes de mantequilla con una de margarina, o mitad y mitad). Además, el hecho de usar la manga (que es un enredo más y trae discos para hacer todo tipo de pasta diferentes) ha sido un aliciente para mis sobrinas, que me han ayudado encantadas! La manga es ésta (antes de empezar a darle uso):

Pastas de Té
* 200 gr de mantequilla
* 150 gr de margarina
* 200 gr de azúcar
* 1 huevo batido
* 1 cucharadita y 1/2 de esencia de vainilla
* 1 cucharadita de esencia de almendra
* 525 gr de harina
* 1 cucharadita de levadura
* 3 cucharadas de leche





Batir la mantequilla (que debe estar a temperatura ambiente) con el azúcar hasta que se mezcle bien. Añadir las esencias y el huevo batido poco a poco. Mezclar la levadura con la harina bien y tamizarla. Añadir poco a poco a la mezcla anterior sin parar de batir. Por último, añadir las 3 cucharadas de leche. Quedará una masa blandita con la que se puede rellenar la manga muy fácilmente. Yo uso unas bandejas para hornear las galletas que compré en Ikea que son fantásticas: las uso en realidad para todo; galletas, roscones, pizzas…. Y con estas galletas, es importante no poner papel de hornear para evitar que se peque la manga con la masa al papel al dar la forma a las pastas. En esta foto podéis ver cómo les hemos ido dando forma a las pastas antes de hornearlas.


Cuando las saquéis del horno es importante ponerlas en una rejilla a enfriar:






Y en esta otra foto, el resultado final (antes de que mis sobrinas, hermanas y padres se las hayan repartido y me hayan dejado solo unas pocas de muestra!). Las podéis decorar como más os guste: con chocolate, mermelada, azúcar glas…



Y para terminar….un aviso: he hecho unas compras por internet en tiendas de Estados Unidos que me llevarán al hotel (de enredos para cocinar y un libro de repostería…). A la vuelta os las enseño!

Muchos besos,

Natalia 

1 comentario:

Julia dijo...

¡Están riquísimas! Y te han quedado preciosas. Qué suerte tienen tus sobris :-)

Besos,