6 ene. 2012

Feliz Día de Reyes!!

Yo ya llevo casi una semana celebrándolo, al menos en lo que a comer Roscón se refiere…



Desde hace unos años, los primeros días de Enero se han convertido en los más divertidos para mí: hago muchísimos roscones en casa y durante 2 o 3 días mi casa parece y huele a obrador.

Pero claro, este año ha sido el primero que he tenido la ayuda de la Kitchen Aid y que tengo el blog…así que no puedo evitarlo, ahí va mi receta de Roscón de Reyes. Me ha resultado súper fácil, y estoy pensando que se va a acabar lo que hacía en años anteriores: cortaba en trocitos varios roscones y los congelaba para poder tomar roscón durante todo el año; pero con lo rápido que ha sido hacerlos este año, creo que me ahorro el congelado y cuando tenga antojo, me haré un mini-roscón (aunque sea verano!).

Ingredientes:
Para la masa madre (es muy importante hacer este paso)
4 cucharadas de leche tibia
75 gr de harina de fuerza
20 gr de levadura de panadería (la venden en Mercadona en taquitos)

Con estos ingredientes se hace una bola y se mete en un cuenco con agua tibia (unos 20 minutos) para que crezca.

Para la masa:
2 huevos enteros
1 yema
600 gr de harina de fuerza
200 gr de azúcar
8 cucharadas de agua de azahar
4 cucharadas de Ron (se puede sustituir por 4 cucharadas de leche)
4 cucharadas de leche
100 gr de mantequilla
Ralladura de naranja y de limón

Se amasan todos los ingredientes (menos la mantequilla y la bola de levadura) y cuando estén bien amasados, se añade la mantequilla (a temperatura ambiente) y la bola de levadura.

Se amasa bien hasta que se integren todos los ingredientes y luego yo le he dado un amasado final a mano añadiendo un poco más de harina hasta evitar que la masa se me pegase a las manos.

Se deja la bola de masa en un cuenco tapada con un paño limpio y en una zona sin corrientes para que crezca. Después de 6-7 horas, tendrá un aspecto parecido a este (fotos del "antes" y del "después"):



Se vuelve a amasar un poco (yo este amasado ya lo hice a mano) y se deja otras 2-3 horas.

Por último, se amasa una tercera vez, se les da la forma que se quiera en bandejas de horno. En este paso se le puede meter una sorpresita (yo suelo envolverla en papel Albal y esconderla por la parte de abajo del roscón). Se tapan con paños de cocina limpios y se dejan unas 2 horas antes de hornear. Con esta cantidad de masa salen 2 roscones grandes o 3 medianos.

Justo antes de hornearlos (habrán crecido otra vez), se pintan con clara de huevo y se decoran. Yo suelo hacer una mezcla de azúcar con unas gotitas de agua, lo echo por encima y decoro con naranja confitada, guindas, lo que pille!

Este año he decorado uno pequeño sólo con azúcar y almendra laminada.



Y a disfrutar!!!

Espero que os hayan traído muchas cosas los Reyes. Hasta pronto!

Natalia 

1 comentario:

Julia dijo...

¡Te ha quedado fantástico! Julián hizo dos y también le quedaron geniales. Mucho mejor estos caseros que los que venden.

Espero que también te hayan traído muchas cositas a ti los Reyes.

Besos,