21 sept. 2012


Me gustan muchísimo las flores: me gustan los colores, el olor, lo que transmiten cuando las regalas o te las regalan…Y me chiflan las que me pintan mis sobrinas en un simple papel!

Me gustan las margaritas y los claveles por su sencillez y colorido; me encantan los nardos, jazmines, las lilas, la flor de azahar y el lilium por el olor; me gustan las rosas y tulipanes por su elegancia…Da igual: sea la flor que sea le encuentro algo que me atrae enormemente!

Me gusta tratar de cultivarlas (aunque la jardinería no se me da muy bien); me gusta comprar flores frescas los fines de semana para luego disfrutarlas durante toda la semana y sobre todo (como tonta….) me encanta que me las regalen! Pero no os confundáis…no es que vaya buscando grandes ramos de flores ni nada por el estilo: una simple flor regalada en el momento oportuno (aunque sea una rosa recogida en el jardín de casa) puede significar muchísimo. Por lo menos para mí.

Y como se me dan mejor las galletas que la jardinería (cuando terminéis de leer esta entrada os podréis hacer idea de lo maaaaaaaaaaaaaaal que se me da la jardinería!!), he hecho estas flores de galleta para regalar.




Vale, ya os imagino delante de la pantalla del ordenador diciendo: “¿Dónde están las rosas????????????????????? Yo sólo veo algo parecido a un manojo de pimientos del piquillo!”

Lo sé…y lo admito: saqué este ejemplo de Internet.





Recorté la flor, la plastifiqué, la usé como molde para recortar la galleta y luego quise decorarla parecida. Y fracasé!!!!!

Pero bueno, el cariño puesto en hacerlas y el riquísimo sabor están intactos. Así que las voy a utilizar para lo que había planeado: que sean un regalo especial para mis amig@s…Y como son eso, buenos amigos, espero que no sean muy críticos!!!

Y sin más…os dejo hasta la próxima entrada. Mañana plan de Sábado súper chulo...ya os contaré!

Un beso GRANDE!!!

Natalia 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tu si que eres especial. Gracias por dejarme conocerte un poco más a través de tu blog.